Imprimir
Categoría: gestionWeb
Visto: 10456

Clase A - Una clase de desarollo ligera y rápida para un tripulante

Características

Exploder A en vuelo

Fotógrafo: Richard Gladwell - Sail World

Los catamaranes del tipo Clase A son barcos de competición para un unico tripulante de un peso muy reducido (75 kg) y sólo con la vela mayor. Se trata de un tipo "formula" que sólamente especifica la longitud (5,49m) el ancho (2,30 m), la superficie vélica (13,94m) y el peso mínimo listo para navegar (75 kg) (y algún detalle técnico acerca de la forma de insertar las orzas, que inicialmente estaba pensado para evitar/reducir que los barcos puedan "volar"). Estas pocas restricciones tienen como consecuencia que hay un contínuo desarrollo en la clase para mejorar el rendimiento de los barcos. Los barcos que hay actualmente en el mercado tienen poco en común con los que había hace 10 años, el uso de materiales ultraligeros como el Kevlar o el Carbono es inevitable, diseños estudiados mediante ordenadores y el contínuo interés de mejorar la embarcaciones han tenido como resultado el catamaran solitario más rápido del mundo.

La caracteristica alta y estrecha vela mayor proporciona al Clase A un rendimiento excepcional en la ceñida y el peso reducido y técnicas específcas de navegación ("wild thing", "mild thing") resultan también en altas velocidades con vientos portantes. Recientemente un nuevo desarollo ha permitido que los Clase A, en ciertas condiciones, puedan "volar": Mediante apéndices especiales que proporcionan una fuerza vertical a partir de cierta velocidad, los cascos pueden salir del agua, sostenidos solamente por las orzas y timones. Esto tiene como consecuencia  una reducción drástica de la fricción, resultando en velocidades mucho más altas del barco. Por el momento solo se han vistos "vuelos" sostenidos en las popas, pero recientes desarollos parecen apuntar también a una posibilidad de volar en ceñida. La tecnología revolucionaria de los Copa América en San Francisco se ha trasladado a los pequeños catamaranes en muy poco tiempo!

El rápido desarrollo de la embarcación permite a principiantes entrar en la flota con un barco asequible (a partir de 4000 € se pueden comprar barcos aptos para iniciarse), un barco competitivo se sitúa alrededor de 10.000 €, un barco nuevo está por encima de 20.000€.

La ventaja de no depender de un tripulante para navegar, el fácil manejo del barco en tierra y sus altas prestaciones han resultado en un rápido crecimiento de la flota. Actualmente, el Clase A suele ser el catamarán con más participantes en las Copas y Campeonatos de España. La flota española de Clase A cuenta con navegantes de muy alto nivel, incluso a nivel europeo y mundial, con lo que encontrarás una clase muy competitiva con el "A".

El peso ideal para el tripulante ronda los 70-80kg, aunque pueden verse también tripulantes más ligeros o pesados, se adapta tanto la vela como el palo al peso del tripulante.

Los diferentes modelos de Clase A

Exploder A en vuelo

 

Existen varios fabricantes que producen este tipo de embarcaciones que pueden consultarse en la página de la clase internacional. Mención especial a los "Flyer" que revolucionaron la clase hace más de 10 años con un diseño moderno de proas invertidas. Estos barcos ya han pasado a ser la opción más económica para los principantes en la clase, pero siguen siendo barcos muy competitivos con poco viento! El siguiente gran paso ha supuesto el DNA  que con una plataforma muy rígida y popas más anchas ha permitido hacer trapecio en las popas, lo que ha supuesto una ventaja substancial frente a los Flyer a partir de vientos medios. En el último año se han desarollado barcos "voladores" que, con unos apéndices especiales (en forma de "J" y "Z") generan un apoyo vertical que es capaz de levantar el barco de forma que los cascos ya no tocan el agua. Hay desarollos de Scheurer, DNA y Exploder. Estos nuevos diseños han mostrado ser imbatibles (a partir de condiciones de vientos medios) en manos de los mejores, pero la técnica afinada  necesaria no es accesible para cualquier navegante. Por ejemplo, en el último Campeonato de España 2014 ganó un DNA con orzas curvas, sin apéndices "de vuelo". 

 

 

Enlaces: